Monthly Archives: Aug 2016

Espíritu Camaleón

Agradezco con toda la fuerza de mi corazón, la riqueza que despliega la evolución de la vida. No me aferro al momento, dejo que todo lo que he creado se transforme en un recuerdo sin apego, ni remordimiento. Hoy doy la bienvenida a las nuevas experiencias que van llegando como el gran tesoro para mi proceso de cambio.

¿Qué te parece si convertimos esta idea en un decreto diario y así en una poderosa manera de actuar?

La mayoría de nosotros hemos sentido gran admiración, misterio y fascinación por los camaleones, es sorprendente su capacidad única de transformarse según las circunstancias. Algunos estudios afirman que sus cambios de pigmentación están íntimamente relacionados con sus procesos de comunicación y reacciones hormonales a los estímulos, más allá del simple hecho del mimetismo como la mayoría creemos. Todo esto me recuerda la genial película “HOME” basada en el libro para niños de Adam Rex, “The True Meaning of Smekday”, donde los personajes extraterrestres evidencian sus estados emocionales cambiando de color.

A diferencia de lo que puede producirnos el camaleón, parece que la experiencia del cambio y las situaciones nuevas que nos desacomodan, nos generan grandes bloqueos o rechazo; más cuando se trata de cambios inesperados de una situación que nos mantenía en abundante comodidad o confort, una enfermedad que calificamos como desafortunada o la partida que alguien amado. ¿Y si el cambio y el camaleón nos revelaran nuevos poderes para vivir en armonía?

Según una antigua leyenda de la mitología malgache, el camaleón, el mágico y mimético dragón arborícola, capaz de dirigir su telescópica y vigilante mirada en todas direcciones, mientras permanece totalmente inmóvil, fue el encargado por los dioses de proteger al mundo de la muerte. Pero el camaleón tenía un defecto, sus lentos y pausados movimientos fueron la razón de su tardía llagada a la batalla y la muerte terminó alcanzando el mundo.

Sin pretender enfocarnos en la muerte, esta experiencia nos recuerda el camino de regreso a casa, es el impulso para reconectar con la vida, recordar que no existe tal concepto para la luz y que es simplemente un cambio más de estado.

El bello camaleón se mimetiza y adapta según su estado emocional con la situación y el lugar en el que se encuentra, y si su debilidad es el lento movimiento, nuestra evolucionada raza se diferencia grandemente alcanzando a recorrer la distancia de 100 metros en menos de 10 segundos. Si la muerte es la ausencia de vida y la vida es la mejor referencia de poder, sabiduría y Amor, te invito a poner toda tu atención en esas capacidades extraordinarias que habitan en ti y te corresponden por derecho divino, para no dejarte alcanzar por la muerte en cada paso que das de regreso a casa. Seamos más veloces en reconocer los apegos, conceptos y deseos que nos alejan del Ser que verdaderamente queremos manifestar.

Creo que con excesiva frecuencia nos enfocamos en lo que aparentemente es desafortunado de cada una de la situaciones que vivimos, a la vez estoy convencido que cada una de las experiencias que estamos viviendo, si nos conectamos con la Fuente de Vida, encontraremos la llave que nos permite abrir las puertas del cielo y experimentar gratitud, paz y armonía y contagiar al mundo de estas virtudes.

Es tiempo de observarte, pocas cosas resultan de gran retraso para la evolución personal como estar firmemente convencidos de que no requerimos cambiar. No hay mayor insensatez que creer que ya está todo aprendido. Se trata de evolucionar y seguir creciendo; se trata de movernos sin distracciones, identificar los regalos para evolucionar y confiar.

El ejercicio de nuestra responsabilidad como comandantes de la propia evolución consiste en dejar de buscar culpables internos o externos y empezar a dar una respuesta, que significa hacernos responsables. Cuando a través de nuestro observador consciente evidenciamos una dinámica limitante, vale la pena despertar nuestro espíritu camaleón y actuar reconociendo; esto debe ser cambiado, Yo Soy quien puede cambiarlo, Yo Soy quien sabe el camino, Yo Soy el Poder, la Sabiduría y el Amor que crea el nuevo camino, Yo Soy el Cambio.

Bendice, agradece y honra lo que has creado y  digámoslo juntos:

Agradezco con toda la fuerza de mi corazón, la riqueza que despliega la evolución de la vida. No me aferro al momento, dejo que todo lo que he creado se transforme en un recuerdo sin apego, ni remordimiento. Hoy doy la bienvenida a las nuevas experiencias que van llegando como el gran tesoro para mi proceso de cambio.

Recuerda, ¡el universo está de tu lado!

Juan Gómez

Read More