La fuerza de gravedad está cambiando y el peso sobre nuestra vida es cada vez menor

La fuerza de gravedad está cambiando y el peso sobre nuestra vida es cada vez menor

«…El tránsito por la humanidad es un camino diseñado para liberar el alma del peso de la “gravedad…”»
En medio de una conversación fascinante con un gran maestro, me conecté con esta frase. Estábamos ocho personas en un encuentro poderoso, el ambiente se vestía de luz y hermosura, nunca había logrado estar rodeado de tan diversas culturas, creencias, maneras de pensar y al tiempo sentirme en máxima unidad. La voz de la sabiduría se alzaba en medio de la sala y nos atravesaba el corazón con un Amor impredecible que alivianaba todas las cargas. Habían pasado varios minutos y yo solo podía pensar en la frase que seguía retumbando en mi interior,«el tránsito por la vida humana es un camino diseñado para liberar el alma del peso de la “gravedad”». Tenía la certeza de que el concepto de gravedad del que estábamos hablando, era mucho más profundo del que aprendí en física en el colegio y que me explicaba la razón por la que aparentemente no podía cumplir uno de mis sueños, volar.

Tomé la decisión de salir de allí, por unos instantes, a explorar a través de imágenes en mi mente. Cerré los ojos y emprendí vuelo, tal vez me comprendas, se que alguna vez con tu imaginación has viajado a otros continentes, al centro de la tierra, la luna o probablemente al Sol. Todas la mañanas en mis procesos de introspección lo hago, muchas noches que duermo lejos de mis hijos viajo hasta sus camas, los bendigo y beso, deseándoles dulces sueños. Al regresar ese día, descubría que toda la gravedad ejercía solo una fuerza sobre mi cuerpo, sobre las cosas, pero no sobre mis ideas y menos sobre mi alma; y entendí que el dolor y el sufrimiento abarcan una inmensa porción de la experiencia humana, pero en efecto sentimos dolor porque vivimos en este cuerpo, así que nos identificamos con todo lo correspondiente a este vehículo físico y entendí también que la gravedad hace su aparición en la escena del dolor y la angustia humana para impedir una vez más el vuelo.

¿Será que lo que este gran maestro quería decirnos es que el aprendizaje en nuestro paso por esta tierra es soltar la identificación con el cuerpo? He oído hablar insistentemente del desapego, pero lo encuentro tan contradictorio con toda la información que recibimos en nuestras familias, en el colegio, en la universidad, en nuestra cotidianidad y con la cultura que hemos construido. En muchas ocasiones la comunidad y todo lo que comunicamos me hace sentir tan distante y lejano que surgen millones de inquietudes. Pero allí estaba en medio de una escena llena de amor, de un discurso que trascendía todas las fronteras como telón de fondo, de la imagen entera de mi Ser en la pregunta: ¿qué significa la frase…«el tránsito por la humanidad es un camino diseñado para la liberar el alma del peso de la gravedad»?

Me hice cargo de la situación y recuerdo que en un diálogo amoroso conmigo mismo dije: Juan, tú tienes el poder de liberarte y alterar el curso de todo lo que sucede en tu vida. Esa frase de inmediato me hizo sentir más liviano, como si la gravedad cediera en su ímpetu por no dejarme Ser.

Es tiempo de tomar las riendas de tu vida, comprender tu misión más elevada en esta tierra y asumir tu posición de creador de tu realidad. Primero que todo decide qué quieres de corazón para ti. Se claro acerca de lo que es negociable y lo que no en tu experiencia de vida. Cuando vives en la claridad de tus verdaderas intenciones, iluminas tu camino y el universo responderá en correspondencia a ese estado del Ser.

Mientras vivía esta linda experiencia de frases que movían mis entrañas e ideas que me invitaban a la transformación personal, aparecía una pregunta más en mi corazón: ¿La Luz es afectada por la gravedad?

En Mushaisa, comunidad de entrenamiento en habilidades para la vida, de la cual hago parte hace 16 años, hemos insistido en revestir la mayoría de conceptos e ideas con la palabra Luz (fuego). Hoy en día, la frase que nos inspira es,«lo que arde en ti ilumina al mundo». Toda la idea de transformación humana que sugerimos en cientos de compañías, instituciones educativas y personas de a pie, que se acercan a nuestras maravillosas experiencias, está basada en la capacidad personal que tenemos para encontrar el diamante que habita en nuestros corazones y en el ADN de cada organización y comunidad humana. Pensaba también en el encuentro de transformación para adultos llamado «Todo Mi Fuego», que tengo el honor de facilitar en Mushaisa. Dentro de este, una de las experiencias más fascinantes que vivimos, es «el vuelo»,  aquí nuestro espíritu desafía la gravedad para entregarse a la humanidad.

Pensaba en todo esto cuando una nueva frase del maestro me llevó a estar en máxima presencia. …Se la Luz en todo tu ser, vive en la experiencia del inconmensurable amor y experimenta la victoria máxima de la vida eterna… mi corazón palpitaba fuerte, era un momento muy diferente a los que había vivido en distintos escenarios religiosos o espirituales, donde había escuchado alguna propuesta similar.

Por alguna extraña razón, sentía que esto que el maestro proponía era verdaderamente posible, miraba a mi alrededor, a mis compañeros de viaje y veía en la mayoría de sus ojos la misma certeza que yo tenía. Me llené de una sensación indescriptible, que hacía de la experiencia de estar vivo algo más allá de todos los conceptos humanos que hasta el momento había creado en mi interior. De nuevo tenía una sensación física de menor peso y aparentemente la gravedad cedía en mi cuerpo.«¿De verdad crees que eres Luz y puedes compartir esa energía de Amor incondicional con el mundo?». Esa fue la hermosa pregunta que me hacía en mi interior, una vez más me desconectaba del momento y me re-conectaba con mis diálogos internos.

Al final de la experiencia el maestro llamó mi atención pronunciando mi nombre en voz alta, y mirándome a los ojos con infinito Amor dijo:

«Todas las respuestas están en tu corazón, sigue el proceso de transformación que ya iniciaste y verás como todo el peso con que has cargado tu ser en este camino desaparecerá. Hoy comparto mis historias contigo para lo mismo, desde el profundo y perfecto Amor te invito a andar el camino de la transformación personal, a encender el fuego que hay en ti, a apagar la fuerza de los juicios que emites hacia ti y hacia otros y a conectarte con la certeza de que todas las respuestas las encontrarás en tu corazón; mientras entiendes cada vivencia como la más grande oportunidad de crecer.

Medita todos los días, busca experiencias que te inviten a ver lo mejor de ti, lee un libro que haga volar tu imaginación, respira con presencia, invita a otro ser humano a ser más feliz, ten un acto de amor con alguien más y disfruta de la magia de saber que el tránsito por la humanidad es un camino diseñado para liberar el alma del peso de la “gravedad”, sabrás que todo lo que en tu mente y en tu corazón pesaba yo no lo hará más».

En la Luz del Amor de Dios que nunca falla,

Juan Gómez

CEO Mushaisa

Related Posts
El Fin del Mundo ( 24 Oct,2016 )
En la Tierra somos uno ( 15 Apr,2016 )

Leave Your Comment

Your Comment*

Your Name*
Your Webpage